Blog Notaría Castro Cotorruelo

Todo lo que necesitas saber sobre el mundo notarial


Deja un comentario

Testamentos solidarios

images (26)

Tengo la sensación de que cada vez son más frecuentes los llamados testamentos solidarios, esto es, aquellos que contienen disposiciones en favor de instituciones u organizaciones sin ánimo de lucro cuyo objeto es la realización de labores humanitarias o acciones tendentes al bien común. Puede ser receptoras de ellas las conocidas ONGs, pero también muchos entes religiosos, la Iglesia o institutos de investigación o educación.

            Este tipo de cláusulas bienhechoras no es nuevo, y nuestro código civil decimonónico incluye artículos relativos a las que llama disposiciones testamentarias “para sufragios y obras piadosas en beneficio” del alma del testador, de las  “hechas a favor de los pobres en general” o las realizadas “en favor de los pobres de una parroquia o pueblo determinado” y establece normas de interpretación de los  testamentos y de distribución de los bienes así dejados.

Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

¿Por qué reclamar las deudas dinerarias ante notario?

images (24)

La Ley de Jurisdicción Voluntaria atribuye a los notarios esta interesante competencia que va en la línea cumplir con dos de los objetivos de la reforma:

-descongestionar los órganos jurisdiccionales; y,

-responder con mayor rapidez a las necesidades de los ciudadanos.

Es una posibilidad que permite reclamar ante notario cantidades líquidas, vencidas y no pagadas, como alternativa a la reclamación judicial. Solo cabe con algunas deudas dinerarias de naturaleza civil o mercantil exigibles. No es un procedimiento monitorio o de pequeña cuantía sino que se sigue la técnica del Reglamento (CE) número 805/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de abril, por el que se establece un título ejecutivo europeo para créditos no impugnados.

Sigue leyendo


Deja un comentario

¿Que hacer si hay deudas en una Herencia? La Renuncia.

descarga (4)

A todos los que profesionalmente nos dedicamos al Derecho nos consta que en los últimos tiempos está aumentando considerablemente el número de renuncias de herencias. Ese dato lo corroboran las estadísticas publicadas por los medios de comunicación en las que resulta que desde 2007 estas renuncias han podido crecer hasta duplicarse. Las causas principales de este incremento serían que cada vez con más frecuencia los llamados a la herencia encuentran que la persona fallecida tiene deudas por un montante superior al valor de los bienes que deja; y otra, quizás de menor incidencia, que los herederos no pueden o les resulta muy costoso pagar los elevados impuestos de sucesiones (aunque el montante de éstos depende de cada Comunidad Autónoma).

     Cuando alguien fallece, las personas llamadas a sucederle por testamento o por ley, no se convierten en herederos hasta que aceptan la herencia. Esa aceptación por tanto, no es obligatoria, es decir, se puede rechazar una herencia; pero si pretenden repudiarla o renunciarla deben abstenerse de realizar actos o negocios que no tendrían derecho a hacer si no hubieran aceptado la herencia, por ejemplo, firmar un contrato de arrendamiento de un piso que era del fallecido, o disponer de cuentas o valores del causante, porque si realizan alguno de esos actos se entenderá que han aceptado tácitamente la herencia y ya no podrán renunciar (con todas las consecuencias que ello conlleva).

    ¿Qué hay que hacer para renunciar la herencia? Si se tiene tomada esta decisión debe acudirse cuanto antes a una notaría cualquiera, con el certificado de defunción de la persona fallecida y firmar la renuncia en escritura. Sólo podrá hacerse si no ha aceptado la herencia anteriormente expresa o tácitamente, pues tanto la aceptación como la renuncia son actos irrevocables, es decir, una vez realizados no se puede volver atrás. Se trata de una escritura con costes muy bajos, porque en el arancel notarial está tratada como documento sin cuantía y no paga impuestos (con las excepciones que ahora veremos).

  Sigue leyendo


Deja un comentario

La Fiscalidád de la Compraventa, desde la perspectiva del Comprador.

images (8)

Una de las cuestiones más recurrentes a la hora de comprar o vender una vivienda es la relativa a gastos de la compraventa y, especialmente, la relativa a impuestos que se devengan como consecuencia de la misma.

Desde un punto de vista meramente descriptivo o panorámico, los impuestos que gravan a día de hoy una compraventa (y, singularmente, una compraventa de vivienda) son, desde la perspectiva del comprador, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y/o el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD). La sujeción de la compraventa a uno u otro impuesto vendrá determinada por la concurrencia o no de los dos factores (subjetivo y objetivo) que determinan  la sujeción a IVA de una operación, esto es, que el transmitente sea o no sujeto pasivo de IVA y que la compraventa suponga una operación sujeta al referido Impuesto. Como regla general:

A) Quedan sujetas a IVA las compraventa de edificaciones realizadas por el promotor de las mismas que constituyan primera entrega, entendiendo por tal, la realizada por dicho promotor antes de que la edificación haya sido utilizada durante más de dos años por el propio promotor o por un tercero titular de derecho de uso o disfrute (v.gr. arrendatario). El ejemplo típico de sujeción a IVA es la compraventa a promotor inmobiliario constitutiva de primera entrega en el sentido indicado, esto es, la que se conoce como compraventa de primera mano.

Sigue leyendo


Deja un comentario

Si quieres una sociedad ve buscando un notario

images (6)

Actualmente, se puede constituir una sociedad mercantil sin tener dinero e incluso sin ningún socio, ya que no es obligatoria la aportación de metálico y se puede crear por una sola persona, dando lugar en este último caso a lo que se conoce como sociedad unipersonal, pero en ambos supuestos y en cualquier otro, hay que tener cerca un notario porque se va a necesitar para crearla. El título de este post pretende así llamar la atención sobre el hecho de que son muchos los momentos de la vida de una sociedad mercantil en la que es necesaria o aconsejable la intervención notarial y que pasamos a estudiar.

 

    Como hemos anticipado ya, la relación de una sociedad con la notaría comienza desde el momento mismo de su constitución que exige escritura pública. Con la  entrada en vigor de las últimas reformas, el vigente régimen legal ha flexibilizado, acelerado y abaratado la constitución de gran parte de las sociedades que se crean en la actualidad en nuestro país, permitiendo, que desde la notaría y una vez firmada la escritura de constitución se presente telemáticamente para la liquidación del impuesto, para la obtención del CIF y también en el Registro Mercantil. De esta forma, cuando se recoge la escritura en el despacho notarial, no debe acudirse a ninguna otra oficina pública. Todo ello con unos costes y en unos plazos muy limitados. Ya hemos tenido ocasión de hablar de ello en este blog en los posts “Cómo se constituyen actualmente las sociedades mercantiles (I)” “(y II)” y seguro que volveremos a ello.

  Sigue leyendo