Blog Notaría Castro Cotorruelo

Todo lo que necesitas saber sobre el mundo notarial


Deja un comentario

¿Que hacer si hay deudas en una Herencia? La Renuncia.

descarga (4)

A todos los que profesionalmente nos dedicamos al Derecho nos consta que en los últimos tiempos está aumentando considerablemente el número de renuncias de herencias. Ese dato lo corroboran las estadísticas publicadas por los medios de comunicación en las que resulta que desde 2007 estas renuncias han podido crecer hasta duplicarse. Las causas principales de este incremento serían que cada vez con más frecuencia los llamados a la herencia encuentran que la persona fallecida tiene deudas por un montante superior al valor de los bienes que deja; y otra, quizás de menor incidencia, que los herederos no pueden o les resulta muy costoso pagar los elevados impuestos de sucesiones (aunque el montante de éstos depende de cada Comunidad Autónoma).

     Cuando alguien fallece, las personas llamadas a sucederle por testamento o por ley, no se convierten en herederos hasta que aceptan la herencia. Esa aceptación por tanto, no es obligatoria, es decir, se puede rechazar una herencia; pero si pretenden repudiarla o renunciarla deben abstenerse de realizar actos o negocios que no tendrían derecho a hacer si no hubieran aceptado la herencia, por ejemplo, firmar un contrato de arrendamiento de un piso que era del fallecido, o disponer de cuentas o valores del causante, porque si realizan alguno de esos actos se entenderá que han aceptado tácitamente la herencia y ya no podrán renunciar (con todas las consecuencias que ello conlleva).

    ¿Qué hay que hacer para renunciar la herencia? Si se tiene tomada esta decisión debe acudirse cuanto antes a una notaría cualquiera, con el certificado de defunción de la persona fallecida y firmar la renuncia en escritura. Sólo podrá hacerse si no ha aceptado la herencia anteriormente expresa o tácitamente, pues tanto la aceptación como la renuncia son actos irrevocables, es decir, una vez realizados no se puede volver atrás. Se trata de una escritura con costes muy bajos, porque en el arancel notarial está tratada como documento sin cuantía y no paga impuestos (con las excepciones que ahora veremos).

  Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

La legítima como limitación a la libre disposición testamentaria

Dispone el artículo 806 C.C. que: “Legítima es la porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos.”

De esta norma, imperfecta técnicamente, conviene destacar una idea: el testador no es absolutamente libre para disponer de sus bienes. Hay determinadas personas a quienes está obligado a dejarle una porción de su herencia, llamados por estos legitimarios (“herederos forzosos”, dice el Código).

La cuestión inmediata es: ¿Quiénes son estas personas y cuánto hay que dejarles? La respuesta a esta cuestión varía entre las diversas legislaciones civiles aplicables en nuestro país. Aquí nos centraremos en nuestro Derecho común y, por tanto, en el sistema de legítima aplicable a las personas que ostentan vecindad civil común. Por ello, lo que vamos a indicar no es de aplicación a las personas que ostentan vecindad civil distinta de la común, sujetas a un sistema de legítimas diverso (caso de los navarros, vascos, aragoneses, catalanes y baleares). Sigue leyendo


5 comentarios

¿Qué pasos hay que seguir para preparar una herencia? (I)

El fallecimiento de una persona produce en sus familiares, además de las  consecuencias personales derivadas de la pérdida de un ser querido, efectos patrimoniales. Entre éstos últimos, está todo lo relativo a la ordenación de su herencia. Vamos a dar unos breves apuntes prácticos de los pasos a seguir en dos entregas, ésta es la primera.

herencia

Como requisito previo, es necesario obtener el certificado de últimas voluntades de acuerdo a las siguientes consideraciones:

-¿Cuándo se puede pedir? Transcurridos 15 días naturales del fallecimiento del causante.

 -¿Cómo se puede pedir? En la Notaría donde comience a tramitar la partición podrán solicitarlo. Y además de las siguientes 2 formas: -por internet si se tiene un certificado electrónico de usuario a través de la página del Ministerio de Justicia; o, -por correo postal, enviando un impreso (núm. 790) que se puede descargar de internet en la citada página o solicitar gratuitamente en los Registros Civiles.

Sigue leyendo